126 ¡Qué mes de abril, madre!

¡Que mes de abril, madre!

El NAS núm. 126 – març 2013 –

El mes de abril es un mes al que siempre le he tenido una especial predilección: Sant Jordi, dia del libro, obsequio de rosas, certámenes poéticos, etc, etc.

En varias ocasiones el día de San Jordi he vivido ese ilusionante día que supone la presentación de un libro propio o asistir a diversos centros docentes para hablar de poesía con el alumnado y escucharles recitar  sus poemas: ello es una experiencia irrepetible.

Les aseguro que si para mi abril siempre ha sido un mes predilecto, en esta ocasión, lo es en grado superlativo ya que apunto estuve de no poder comprar nuca más ni el libro, ni la rosa. Este año compraré la más roja de todas; la de mayor tonalidad de color de sangre sana ya que, al color rojo, hasta el día de mi último suspiro siempre le dedicaré la mayor de mis bendiciones, al igual que a mis salvadores: el doctor Pius Canal, descubridor de mi leucemia en el Hospital de Granollers y la hematóloga doctora Montserrat Batlle, que en  el Hospital Germans Trias y Pujol (Can Ruti), me ha devuelto a la vida.)

El año pasado en la fiesta música y poesía que cada año celebra la AA.VV. del centre; que preside la incombustible Mercè Jubany, en un amable espacio que me cedieron; en un breve recital,  me despedí de mi ya dilatada vida dedicada a dar  recitales por toda nuestra geografía. Será una coincidencia; pero es lo más parecido a una  premonición ya que actualmente, debido al riguroso tratamiento al que estoy sometido, he perdido la voz: mi más preciada herramienta. Es claro que durante los próximos dos años de tratamiento que me quedan,  ese es el precio que debo pagar por seguir viviendo.

He querido hacer esas menciones porque es de bien nacido, ser agradecido. Pero permítanme que dedique también mis plácemes a la señora alcaldesa Calamanda Vila, por la excelente poda llevada a cabo, especialmente, la de los plátanos de la l’Avinguda Rei en Jaume.

Este año, si Dios quiere,

compraré libros y rosas

y contemplaré la poda.

Alcaldesa: ya era hora…

Be the first to comment on "126 ¡Qué mes de abril, madre!"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*